EL FRACASO DE LAS TAREAS PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA EN EL HOGAR Y EN ESPECIAL CONTRA LAS MUJERES (I parte)

UNA ABSURDA AUTORIZACIÓN PARA ASESINAR MUJERES

“Artículo 383. Cuando el homicidio o las lesiones se cometan por el cónyuge, padre o madre, hermano o hermana contra el cónyuge, hija o hermana, de vida honesta, a quienes sorprenda en ilegítimo acceso carnal, o contra el copartícipe de tal acto, se impondrán las respectivas sanciones de que tratan los dos Capítulos anteriores, disminuidas de la mitad a las tres cuartas partes.

Y agregaba: “Lo dispuesto en el inciso anterior se aplicará al que en estado de ira o de intenso dolor, determinados por tal ofensa, cometa el homicidio o las lesiones en las personas mencionadas, aun cuando no sea en el momento de sorprenderlas en el acto carnal.” Así se protegía la venganza y el cobro de cuentas por mano propia, por mano asesina.

Y terminaba el Articulo con este absurdo cultural y jurídico: “Cuando las circunstancias especiales del hecho demuestren una menor peligrosidad en el imputado, puede otorgarse el perdón judicial y aun eximirse de responsabilidad.” ¿Y es que puede haber ASESINOS QUE NO SEAN PELIGROSOS?

Continuar leyendo


CARTA DE UN HIJO NO ENGENDRADO (II parte)

Fatigado por el dolor me alejo de la tierra y doy gracias a la Divina Providencia porque solo conoceré a quienes serán mis padres cuando ellos decidan engendrarme al estar seguros, en gran parte, de que podrán llevarme a vivir en ese oasis de alegría, que encontré en la que puede llegar a ser mi tierra. Yo se que no es mucho el esfuerzo que deben hacer para ofrecerme esa garantía y trabajar por su permanencia en un hogar que puede ser feliz.

GRACIAS POR NO DARME VIDA TODAVIA

Gracias por no darme todavía la vida para no tener vida y por seguir luchando para que algún día, antes de que los soberbios dueños del poder destruyan el mundo, los hogares y padres sean prósperas semillas de sana convivencia.”

Continuar leyendo


CARTA DE UN HIJO NO ENGENDRADO (I Parte)

Los niños en la calle no duermen. Se abandonan a su propia suerte. No saben si les alcanzará la vida para un nuevo amanecer. Son como las aves, pero sin alas, sin viento, sin el grano de la mañana y de la tarde.

Otros, menos desafortunados, encontraron en el quicio de su casa o en el recolector de la basura un mecenas que se enterneció con ellos y los llevó al hospicio para que otros padres los recibieran a cambio de unas monedas. De esta manera la vida puede tener un precio y hasta se podría comprar un buen porvenir. Muchos lo han logrado y no pocos enriquecidos con amor y pasión por la vida.

En todo el planeta, miles de niños extienden sus lánguidas manitas en un intento frustrado por atrapar mendrugos y sobrantes de bebidas enlatadas. Al final mueren de lo único que no debían morir: de hambre. Y muy cerca de los cadáveres rondan los niños que son utilizados para llenar las arcas de los traficantes del sexo y la miseria.

Continuar leyendo


DOS CASOS DE FAMILIA DE LOS QUE PODEMOS APRENDER

Todos debemos tener un abogado de confianza y consultar tantas veces cuántas sea necesario. Para eso son los abogados y como el que sugiero es de confianza difícilmente le recomendará cometer torpezas. Elija su abogado de confianza. Y antes de firmar haga leer y consulte. Una consulta jurídica le puede ahorrar pleitos que siempre serán costosos económica y psicológicamente.

La respuesta a si me divorcio o no, debe darse luego de una proyección de costo beneficio y es necesario ahondar en las circunstancias de vida en la pareja. Ahí es urgente y necesaria una buena asesoría jurídica y económica.

Continuar leyendo


QUE EL WHATSAPP Y SIMILARES NO DESTRUYAN LA FAMILIA

En nuestro diplomado en educación para la vida en familia es necesario valorar las nuevas formas de comunicación, o mejor de NO COMUNICACIÓN EN EL HOGAR, entre miembros de la familia y entre amigos.

Nada tan peligroso ahora como el mal uso de las redes sociales como WhatsApp, Facebook e Instagram entre otros. Las redes PER SE no son dañinas. Son muy útiles, pero el mal uso genera daños que pueden ser irreparables. Ojo: Debemos educar a los hijos, nietos y pupilos para evitarles adicciones de todo orden, como alcohol, tabaquismo, gula, redes sociales.

Continuar leyendo